Concepción: organizaciones funan iglesia que destruyó mural de mujeres que denuncian la violencia política sexual en dictadura
Inicio » Concepción

Concepción: organizaciones funan iglesia que destruyó mural de mujeres que denuncian la violencia política sexual en dictadura

01 marzo 2018

[resumen.cl] Tras la destrucción de un mural que conmemoraba la violencia política física y sexual hacia las mujeres en dictadura por parte de una agrupación evangélica el pasado 13 de febrero en Lorenzo Arenas, organizaciones sociales de mujeres funaron a la iglesia que realizó la destrucción.

El domingo 25 de febrero de 2018, diferentes representantes de agrupaciones de mujeres de Concepción acudieron a la “invitación” de asistir a la iglesia de la Congregación Reconcíliate con Dios, donde se les negó la entrada.

Esta iglesia destruyó el pasado 13 de febrero el mural “Mujeres. Memorias. Resistencias”, ubicado en el paseo de la Memoria Miguel Enríquez en el sector de Lorenzo Arenas, para reemplazarlo con la propaganda “Jesús es el señor, Maipú #410, todos los domingos 11:00 y 18:30 horas”.

Puedes leer también: Evangélicos destruyen mural que conmemoraba a mujeres violentadas en dictadura

Antes esto, alrededor de 15 mujeres acudieron al lugar señalado en la propaganda, confluyendo participantes de Agrupación de Ex Prisioneras Políticas Urdiendo Memorias, Escuela María Galindo, Colectiva VAMP, Coordinadora de mujeres y lesbianas feministas autoconvocadas y Rebrote Feminista.

La acción tenía por objetivo concientizar a los asistentes de la iglesia sobre el daño histórico, cultural y social que provocaron al borrar el mural “Mujeres. Memorias. Resistencias”, daño que no es cuantificable en dinero.

Sin embargo, en la portería de la iglesia, les negaron el acceso, provocando discusiones. Frente a esto, las mujeres organizadas ratificaron su posición de no recibir dinero de la institución ni  aceptan el perdón como “una excusa inocente frente a la gravedad de los hechos”.

Sobre el mural, las organizaciones consideran que “este acto de borramiento de la historia y de la lucha de mujeres por visibilizar los episodios de violencia, fue intencional”. Ello porque, a diferencia de lo que declaró la institución religiosa, la autorización que pidieron para escribir sobre el muro fue posterior a que pintaran por completo la instalación artística

El mural de las mujeres se realizó el 2016 y recientemente había sido restaurado, con ocasión de celebrar el 25 de noviembre, Día Internacional contra las Violencia hacia las Mujeres.

Al respecto, añaden que “pronto se realizarán acciones futuras, autogestionadas, para conseguir el financiamiento. Así que invitamos a todas y todos quienes nos han apoyado a estar con nosotras y participar de las actividades que a futuro se proyectan, entre ellas un conversatorio. Este año Urdiendo Memoria, junto a un grupo de mujeres profesionales, preparan una puesta en escena en la línea de teatro documental, que también responde a las lógicas de creación colectiva, autogestionadas y autónomas”.

Como organizaciones, también declaran que “creemos que al pintar y borrar el mural, se pretendió una vez más silenciar abruptamente esas mentes y cuerpos de mujeres que fueron activas protagonistas de cambios y revoluciones en la década de los 60 y comienzos de los 70 en Chile. Se intenta ocultar la violencia política sexual,  lo sucedido a estas mujeres durante la dictadura cívico militar”.

“Es un acto violento, y la violencia siempre pasa por el cuerpo de las mujeres. Una y otra vez, hace más de cuarenta años atrás y en la actualidad, en el acto de borrar sus huellas, sus imágenes y sus memorias. La historia y la vida de estas mujeres y de otras tantas no se olvidarán, aunque se siga utilizando la violencia como herramienta principal de control y dominación”.
Fotos:

Relacionados