Denuncian al alcalde de Hualqui nuevamente por violencia intrafamiliar
Inicio » Hualqui

Denuncian al alcalde de Hualqui nuevamente por violencia intrafamiliar

28 febrero 2018

Por Juan Contreras Jara / resumen.cl

Este domingo, el edil Ricardo Fuentes Palma protagonizó un nuevo episodio de violencia intrafamiliar, esta vez en contra de su sobrina. El hecho ocurrió en Chiguayante, a las dos de la tarde y en plena vía pública. La agresión fue reportada a Carabineros y este lunes se abrió una causa en la Fiscalía de Concepción por lo ocurrido. Fuentes ya enfrentó en 2012 otra denuncia por el mismo motivo, en aquella ocasión por agredir a sus hijas. A este hecho se le suman al menos siete denuncias por acoso laboral en contra del alcalde de Hualqui; todas ellas en contra de mujeres.

 

Los hechos

 

Sobre este nuevo episodio de violencia intrafamiliar protagonizado por el edil hualquino, la afectada, Marcela Albornoz Fuentes, narró a Resumen lo acontecido “Yo había salido a comprar y al regresar a mi casa, al momento de cruzar la calle, se me atraviesa en su vehículo, yo me alcance a percatar. En ese momento me empieza a insultar, a tratar de ladrona y sinvergüenza; me dijo en rostro un sinfín de asuntos familiares, porque él es mi tío. Él está muy descontrolado y yo me asusté muchísimo. No me dio lugar a decirle nada, ni a conversar nada. Yo tengo miedo, temo a salir y encontrarme con el de nuevo, porque físicamente no me ha agredido, pero es solo un paso”.

Es importante señalar que esta es la segunda denuncia por violencia intrafamiliar que pesa sobre el alcalde de Hualqui. En 2012, Ricardo Fuentes Palma fue formalizado por lesiones menos graves en contra de sus dos hijas, una de ellas de 14 años de edad. El hecho se registró en su domicilio ubicado en Chiguayante. En el lugar Fuentes mantuvo una violenta discusión con sus hijas, situación que fue denunciada por sus propios vecinos a Carabineros tras escuchar los gritos y forcejeos. Luego de ser formalizado, Ricardo Fuentes quedó con prohibición de acercarse a las víctimas, es decir, a sus propias hijas.

Finalmente Fuentes Palma no fue condenado debido a que no se pudo seguir con el proceso, ya que sus hijas no se presentaron a declarar.

Sobre los reiterados hechos de violencia intrafamiliar, por parte Flores Palma, su sobrina Marcela además agrega que “no es primera vez que él hace esto. Siempre ha tenido problemas con las mujeres de la familia, no se sabe de qué haya peleado o insultado a hombres. Años atrás tuvo problemas con sus hijas y ahora yo que soy su sobrina. Él es una persona a la cual yo le temo, siendo mi tío y lo que hizo yo no me lo esperé. El siempre sigue el mismo patrón, siempre agrede a mujeres, yo no sé qué tiene en contra de las mujeres.

Consultada por otros hechos de violencia al interior de la familia de Ricardo Fuentes, que no han sido denunciados, Marcela agrega que “sí han habido más incidentes con mujeres de la familia que no han hablado, que no lo han denunciado. Por lo mismo yo voy a seguir con esto, estoy esperando que me llamen de la Fiscalía para ir a declarar, ahora estoy dando la cara porque me tocó a mí. Yo quise hacer público esto porque ya le tengo miedo, temo encontrármelo en la calle, que venga a mi trabajo. Él me agredió y para mí ya no es mi tío, es un desconocido”.

 

Acoso laboral

 

Pero el misógino actuar del alcalde hualquino no se manifiesta solo al interior de su familia; al menos siete denuncias, en las que ha recibido cuatro condenas ha tenido que pagar el Municipio de Hualqui por las actuaciones de Ricardo Fuentes Palma, por sus reiterados hechos de acoso laboral, todos ellos perpetuados siempre en contra de mujeres. Normalmente, las funcionarias municipales han sido removidas de sus cargos o desvinculadas por motivos familiares, políticos, de supuesto bajo desempeño y nunca por razones estrictamente profesionales.

Cabe destacar que en 2016, Fuentes enfrentó en menos de cuatro meses, dos juicios por acoso laboral en contra de funcionarias municipales, el segundo de ellos por tratos degradantes. En julio del mismo año, el alcalde hualquino fue condenado a cumplir con treinta horas de terapias psicológicas sobre clima y ambiente laboral, así lo dictaminó el Juzgado del Trabajo de Concepción. Lo contraproducente en la sanción es que Ricardo Fuentes y los demás representantes de las jefaturas municipales de Hualqui, realizaron dicha terapia en el Pucón Green Park Hotel: un resort de cuatro estrellas que le costó 4 millones de pesos al municipio hualquino.

En enero 2017, Fuentes, recibió su tercera condena por acoso laboral, en marzo la cuarta y en junio la quinta, cuyo fallo ordenó indemnizar a una funcionaria y reincorporarla a sus funciones. En julio del mismo año pesaron dos nuevas denuncias por acoso laboral en contra del edil; esta vez por supuestos intereses políticos, aunque a esta altura del partido sería fácil pensar en motivos que aluden más bien a conductas misóginas.

Agresores ocupando cargos públicos

 

A este hecho de violencia intrafamiliar, que tiene como agresor a otro alcalde de la Región del Biobío, se suma al caso de Diana Vidal, ex esposa de Mario Gierke Quevedo, edil de la comuna de Cabrero contra quien se reabrió un juicio por violencia intrafamiliar en enero pasado. En aquella ocasión la Corte de Apelaciones de Concepción decidió anular la sentencia, que en noviembre de 2017, absolvió a Mario Gierke Quevedo por lesiones menos graves en contra de su entonces esposa.

El tribunal acogió la apelación puesto que el proceso de Gierke estuvo manipulado por Carabineros, quienes entre otras irregularidades, no constaron lesiones físicas y mantuvieron al agresor en el mismo vehículo policial que la víctima, donde se le insinuó repetidamente que conversara y se arreglara con su agresor.

La opinión de la Red Contra la Violencia hacia las mujeres

 

Sobre los casos de violencia intrafamiliar y laboral, perpetrados por figuras públicas y políticas, como lo son el alcalde de Cabrero Mario Gierke Quevedo y su par, el edil hualquino Ricardo Fuentes Palma, la Vocera de la Red contra la violencia hacia las mujeres del Biobío y Ñuble, Sofía Uribe, comenta “al momento de estar a cargo de una cargo público, efectivamente desarrollan un poder mayor. El tema más cuestionable es como este tipo de autoridades sigue ejerciendo y como también los vecinos/as no denuncian ni piden explicaciones públicas. Estas son personas que lideran una comuna y que son los encargados de desplegar políticas sociales y que son contraproducentes a lo que se quiere llegar: una sociedad libre de violencia sobre todo a nivel intrafamiliar”.

La vocera agrego además que se cae en una contradicción tremenda porque “después ellos, al interior de sus espacios conmemoran, por ejemplo, el día internacional en contra de la violencia hacia la mujer. ¿Cómo tienen oficinas para ayudar a las mujeres violentadas si ellos mismos ejercen violencia intrafamiliar trabajadora?. Esta también es responsabilidad de los partidos políticos que le entregan cupos y no asumen la responsabilidad de sancionarlos. Aquí hay un enfoque ideológico del que no se están haciendo cargo”.

En el caso de Ricardo Fuentes Palma, alcalde de Hualqui, pesan variadas denuncias y juicios por violencia y acoso laboral. Es decir, Fuentes ha pasado en reiteradas ocasiones por los tribunales no recibe más que sanciones indemnizatorias.

A propósito de la labor de los tribunales penquistas, Uribe explica que “los tribunales son parte del Estado y el Estado es parte también del desarrollo patriarcal de las relaciones. Los tribunales se encuentran muy al debe en el desarrollo de leyes que realmente protejan a quienes fueron víctimas y disminuyan los factores de riesgo. Tribunales siempre va a estar al debe porque está hecho desde la visión de una sociedad patriarcal. Aquí la invitación es hacia la organización social, aquí el mayor protagonismo lo tienen que tomar las mujeres, en organizaciones de mujeres”.

Consultada por las sanciones que deberían pesar contra estos agresores Sofía comenta que como Red creemos que ningún agresor podría hacer uso de un cargo público, independiente de que no haya ninguna ley que los sancione de esta forma. Hay una relación de desarrollo ético y ellos no deberían ejercer ningún cargo, porque no hay una imagen de seguridad en torno a estas situaciones. Por eso el llamado es a solventar la organización de mujeres y hacer estos casos públicos”.

 Foto: SoyChile

Relacionados