Reino Unido vende 48 cazas de última generación a Arabia Saudí pese a catástrofe humanitaria en Yemen
Inicio » Internacional

Reino Unido vende 48 cazas de última generación a Arabia Saudí pese a catástrofe humanitaria en Yemen

10 marzo 2018

[resumen.cl] Mientras el príncipe de la corona saudí Mohammed bin Salman visitaba Gran Bretaña, el gobierno inglés aprobó la venta de 48 cazas polivalentes Eurofigther Typhoon. Agrupaciones de Derechos Humanos y grupos a favor del control del negocio armamentista han generado campañas y protestas en las islas británicas buscando detener la venta de armas y equipamiento a Arabia Saudita, alegando que estas son usadas para asesinar civiles en Yemen.

Este jueves la primera ministra Theresa May y el principe bin Salman alcanzaron un acuerdo designado para generar $90 millones en comercio e implementos entre ambos países.

 

Caza polivalente (multi role) Eurofighter Typhoon de la Real Fuerza Aérea de Arabia Saudita.

 

 

Caza Eurofighter Typhoon fue construido por el consorcio compuesto por Alenia Aeronáutica, Airbus y BAE Systems. Su agilidad, altas prestaciones, capacidades furtivas y sistemas aviónica avanzada lo sitúan como uno de mejores cazas actualmente en servicio.

La propia megacorporación armamentista BAE Systems anunció la venta de las 48 aeronaves en su cuenta de Twitter. Hasta ahora el acuerdo sería preliminar y el precio de venta tampoco fue anunciado. Cabe mencionar que Arabia Saudita ya posee 75 cazabombarderos Typhoon.

 

Catastrofe humanitaria sofoca a millones de personas en Yemen

 

La guerra enfrenta a la monarquía sunita de Arabia Saudita contra grupos chiitas Houthi apoyados por la República Islámica de Irán. Otras naciones árabes e Israel han contribuido a la coalición saudita mientras que Estados Unidos proporciona apoyo logístico a la coalición.

Mientras Naciones Unidas acusa a todas las partes de cometer abusos, ha criticado especialmente a Arabia Saudita por su bloqueo de alimentos, medicinas y otros insumos para hambrear a la población civil en las áreas controladas por los Houthi, generando la mayor crisis humanitaria del mundo.

 

Saida Ahmad Baghili, de 18 años en la ciudad de Hodeida, es una de las tantas personas que sufren por el genocida bloqueo saudí. Fuente: Abduljabbar Zeyad / Reuters / thetimes.co.uk

 

Cerca de 8 millones de yemeníes se encuentran en riesgo de hambruna. Mientras millones más necesitan algun tipo de ayuda alimentaria. El conflicto ha generado cerca de 2 millones de desplazados. Este miércoles Naciones Unidas anunció que 77.000 personas han dejado sus hogares en el suroeste de Yemen desde el pasado diciembre.

El 50% de la población carece de acceso a agua potable, derivando en un brote de cólera que ha matado a cerca de 2.200 personas. Desde 2015, cerca de 9.200 personas han muerto mientras los heridos alcanzarían los 53.000, incluyendo 5.000 niños

Desde marzo de 2015, el Reino Unido habría vendido armamento por una suma cercana a 5 mi millones de libras esterlina y estaría dirigiendo y asesorando a las tropas de Arabia Saudita en su agresión contra Yemen.

 

Estados Unidos priorizará el uso de armas laser en Yemen. 

Según señaló Newsweek Fuerzas navales de Estados Unidos que operan fuera de la costa de Yemen anunciaron que la actual guerra ha creado un aumento en el uso de armas láser en la zona, las que estarían siendo usadas por varias de las facciones involucradas en esta. Ello generaría el ambiente propicio para una escalada militar en el uso de este tipo de nuevas armas.

Por su parte, el cuerpo de marines de Estados Unidos anunció que está utilizando tecnología láser desde barcos de guerra en el golfo de Adén para combatir amenazas hacia sus naves.

Estos láseres se podrían usar para romper el enlace entre aeronaves no tripuladas (drones) y sus controladores, aunque también pueden destruir objetivos haciendo que sus piezas se sobrecalienten.

 

Cañón láser a bordo del USS Ponce en 2014. Fuente: newsweek.com

 

Militares de Estados Unidos y otras potencias han estado intentando equipar rapidamente armas laser en distintos vehículos para su uso en combate. En 2014 el transporte anfibio USS Ponce fue equipado con un arma laser de 30 kilovatios, siendo capaz de derribar drones de prueba, aunque también habría presentado riesgo de explotar por recalentamiento.

Megacorporaciones armamentistas con sede en EU.UU. tales como Boeing, Northrop Grumman, Lockheed Martin y Raytheon, entre otras, se encuentran trabajando para que el Pentágono disponga de cada vez mejor equipamiento de este tipo.

Relacionados